Golpes en la cabeza del bebé. ¡Debemos estar siempre alerta!

Si solo pudiésemos embotellar la maravillosa energía de los niños. ¡Es mejor que la energía solar! Es normal para los bebés recibir uno que otro golpe o rasmillones como parte de su etapa de exploración. Sin embargo, aprender a caminar en un mundo de superficies duras puede pasar de ser un momento especial a una experiencia terrible en un segundo.

Piensa por un instante como se vé el mundo desde la altura de un bebé, si no lo tienes claro agáchate sobre tus rodillas y manos y mira a tu alrededor. Mira los muebles y las superficies duras a las que te expondrías si cayeras. Observa dentro y fuera de tu hogar. Ahora imagina que tus piernas aun están débiles, estas recién aprendiendo a mantener el balance y te caes más de lo que quisieras, porque recién estás aprendiendo a caminar. Los más pequeños parecieran estar siempre “golpeando” su cabeza contra algo. Es difícil saber bien cómo reaccionar.

Las lesiones en la cabeza son habituales cuando los pequeños comienzan su etapa de exploración, cuando comienzan a dar sus primeros